Para Santo, Monsanto… Que tanto monta, monta tanto…!!!

Monsanto, que de santo no tiene ni el manto, es una de esas multinacionales sin escrúpulos, miramientos ni reparos, que centran sus actividades criminales en los países subdesarrollados, engañándolos con sus herbicidas, insecticidas y semillas transgénicas, con la cantinela de que es la mejor forma de crear grandes cosechas…  La operativa es sencilla y perfecta, le venden las semillas a los indígenas y cuando recolectan la cosecha se la compran a precios de miseria mientras ellos hacen la américa vendiéndoselo a empresas americanas y europeas…  

Y para que la estrategia sea completa coaptan, corrompen y chantajean a cuatro gobiernos con sus marionetas para que les garanticen el negocio de las semillas y el de sus cosechas…  De lo que se trata es de que les faciliten, les ayuden, les favorezcan, que les echen la mano con las leyes para facilitar los contratos millonarios que atrapa y ata a los campesinos durante años…

Y aunque Monsanto es una de las causantes principales de todos estos males, no es la única a tener en cuenta…  Está también Syngenta, que por donde pasa deja huella, y en estos momentos lidera las actividades de Lobby en la Unión Europea, con el objetivo de influir en las decisiones y así perseguir y conseguir sus intereses…  O Aventis, que mentís, consentís, asentís y no os arrepentís…!!!  Y Basf, pero de qué vas…!!!   Porque con DuPont, la cosa va de Guatemala a Guatepeor…

Tienen demandas y denuncias cada día, pero las sanciones siempre las esquivan…!!! Ya saben a cambio de alguna limosnilla.

Así que aunque nos centremos en Monsanto, “tanto monta monta tanto…”, porque funcionan todos con el mismo patrón y el mismo santo, o sea para ser más exactos son todos cagados y furados, las mismas prácticas, los mismos engaños, los mismos métodos de estraperlo, los mismos acuerdos con los gobiernos, los mismos atropellos y privilegios, pero es que Monsanto en todo este cuento tiene acaparado el ochenta por ciento del mercado, incluso el mercado negro, y por lo tanto es el más beneficiado y el más despiadado, desalmado, sanguinario, cruel e inhumano…   Y por eso, vamos a por ellos…!!!  Oé…

Pero lo peor de todas las condiciones es que estas corporaciones lo que introducen en sus terrenos son semillas para producir alimentos transgénicos, que viene siendo simiente modificada genéticamente, con gran desconocimiento de sus efectos, y esencial para acabar con la agricultura tradicional, y por supuesto, pone en riesgo la salud de la humanidad y de los cerdos que lo están vendiendo.   Recuerden que la modificación genética no es otra cosa que la manipulación de la Madre Naturaleza que afecta a la biodiversidad, a la vida y a los seres vivos en su conjunto, obligados a modificarse para adaptarse a un medio diferente al suyo, y esto provoca una mutación sin control y con muchos chanchullos…

Pero como toda gran empresa multinacional lo que les interesa es facturar, ya sea con semillas, con hortalizas, con vidas o con víctimas de sus toxinas…  Qué más da, la pela es la pela…!!!  

Y Monsanto lo hace sin ninguna duda, violando leyes, sobornando gobernantes indecentes, contaminando el medio ambiente y afectando gravemente la salud de la gente.   Como ejemplos, muchos, como la Trucha al Trucho, entre otros venenos que almacenan, fue el que produjo y comercializó el agente naranja en la guerra de Vietnam, que entre otros desenlaces causó la muerte de miles de civiles inocentes de cáncer y otras enfermedades.  Pero incluso produjo y comercializó los DDT y los PCB o Askareles, que son unos químicos causantes de graves daños en los humanos y que en el medio ambiente causa estragos.  Ya ha sido condenada y sancionada por sus prácticas en lugares como Indonesia, Estados Unidos y Francia, por saltarse las leyes, mentir sobre los efectos de sus herbicidas y por violar las normas de bioseguridad, entre otras cosas…

Y entre otros males draconianos no respectan los Derechos Humanos, y no tienen seguridad en sus procesos y por ello cometieron homicidios y están llenos de juicios…  Pero esto tampoco significa ninguna medida extraordinaria, porque al final salen de rositas como si nada pasara, ya que los Estados están todos compinchados, y entonces les hacen pagar una multecita para despistar a las víctimas que normalmente no llega ni a la quinta parte de los beneficios logrados aplicando la barbarie que los llevó al juzgado…

Como decía la activista india Vandana Shiva, “las semillas tradicionales son la fuente de ganancias más importante para la industria a través del sistema de patentes”, y esto sólo es posible a través de los transgénicos.  Lo contrasta con el inteligente diseño natural de la cosecha de alimentos, donde se guardan semillas, que a su vez aseguran que habrá comida en las próximos años.  Y en cuanto a las semillas modificadas genéticamente, es todo lo contrario, deben comprarse cada año, lo que genera deudas y éstas suicidios de los campesinos que no pueden hacer frente al injusto compromiso con la compra de transgénicos y agroquímicos, que por cierto, se producen en los mismos sitios que los explosivos.
Otra característica a la vista es que estos transgénicos destruyen la biodiversidad porque no se basan en la alimentación sino en el uso industrial como el biocombustible y otras energías.  De ahí, que han de producir grandes extensiones de monocultivo, siempre lo mismo, y con ello se pierden proteínas, hierro y vitaminas que provocan que la alimentación sea cada vez peor, e incluso la tierra se envenena lo que afecta que el pueblo crezca…
Pero claro, como estos conglomerados tienen comprados a los gobiernos de los Estados y sus lacayos…  Todo solucionado…!!!
Y acaban con la selva y el bosque, arrasándolo para plantar etanol para los coches, y produce desalojos, expulsiones y arrasan casas, hacen fumigaciones con Drones desertizando y deforestando grandes extensiones que llevarán a grandes catástrofes como inundaciones…  Pero lo más grave es que incluso han creado grupos parapoliciales con armas ilegales para desalojarles de las aldeas rurales y la policía se hace la sueca…
Y se dan también casos en todos lados como el de los Paraguayos, que la mayor parte de soja se destina a la exportación y tributa solo al dos por ciento, mientras que la media del país lo hace a un trece aproximadamente, y que quien la distribuye y se lleva el beneficio son empresarios extranjeros, mejor dicho, concretemos, Norteamericanos y Europeos...
Y lo peor aún no llegó, ya que estos conglomerados trabajan con los gobiernos con el objetivo de avanzar en el modelo agroexportador donde haya seguridad jurídica para sus semillas, pero inseguridad para las poblaciones víctimas…
“Haz tu rima y opina…”  Contra sus semillas y herbicidas asesinas…
by Pepone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>