Qué pasó, que pasó…!!! La policía mató…

La Policía, allí donde va la lía…

Que qué pasó…!!!  Pero, aún no te has enterado, atontado…!!!  Pero si no se habla de otra cosa en todos lados…  Pues que se ha dado otro caso de racismo americano… La policía, que la ha liado…

Pero que ha pasado…!!!

Que resulta que iba un joven Negro corriendo apresurado porque le cerraba el estanco y necesitaba con urgencia tabaco para liarse un porraco, por una ciudad de un Estado americano y un policía Blanco que iba desfasado, ofuscado, fascinado y era un obstinado, se precipitó a apresarlo…

Alto o disparo…!!!

Pero claro, como el otro era más ágil y rápido no pudo cazarlo, y entonces se sintió impotente, humillado y avergonzado…  Y así sin más sin pensarlo, sacó la pipa e insistía el picoleto gritando, alto o disparo…!!!

Para cuando lo oyó el negro ya tenía tres tiros en un brazo y otros tantos en el costado…  Y mientras se estaba inclinando asustado, asombrado, confundido e indignado, suplicándole y rogándole en señal de rendición, “creo que se ha equivocado hermano, no dispare, que no voy armado…”   Pero en vez de esposarlo y por si acaso el negro estaba simulando y haciendo teatro barato y se le ocurre de repente hacerle un si te he visto no me acuerdo que yo me escapo y no te atrapo, y de paso e inmediato, llamar a una ambulancia para ver si se podía hacer algo por el pobre chico afroamericano que se moría desangrado…  Se le ocurrió, que como el poli era blanco, y estos son de gatillo blando, asestarle otros tres o cuatro disparos a bocajarro para rematarlo, sin pruebas, sin delito, sin motivo justificado, y sin contarle la historia esa que sale en la pelis y documentales yanquis de que todo lo que diga puede ser usado en su contra en unos tribunales…

Que va, que va, dijo el blanco, mejor cortar por lo sano, no vaya a ser que se me caiga el pelo por haberle disparado en un brazo, y en el costado, y en el sobaco, y a saber donde más le he dado…  O peor todavía, en que se descubra que aún no sé porque le he disparado cuando corría…

Después del suceso se pusieron en marcha todos los mecanismos de encubrimiento, negligencia, opacidad y otras chapuzas en la investigación típicas de la policía en yanquilandia cuando se trata asuntos de raza, por lo que ya surgieron sospechas más que fundadas de que aquí se estaba escondiendo una jugada oscura y de racismo de la raza blanca…   En otras palabras, que el suceso no es un simulacro sino un asesinato, a traición y a bocajarro, por la espalda y por cuestión de raza, donde no hubo forcejeo, ni violencia desatada, ni siquiera encontraron la pólvora de las balas, porque disparan desde la distancia…  Hay incluso alguna teoría que asegura y porfía que la primera bala le entraría por un brazo cuando este los tenía en alto en señal de rendición y pleitesía al policía y encontrarse entonces en posición defensiva mientras se protegía la cara y el rostro, ante la ráfaga de tiros que le endosaba el policía a sangre fría.

Dice el forense que contrató la familia para el caso, que “el chico fue abatido por al menos diez disparos, y que las autoridades lo han ocultado y no han informado de como fue el asesinato de alguien que iba desarmado”.

Y ya pasaran unos diez días del suceso y de la autopsia oficial no se sabía ni la edad del chaval, o sea, ná de ná…!!!

Ahora sí, las sospechas de la poli se convirtieron en evidencias porque se detecta en el cadáver que había restos de marihuana de la buena, y hasta apareció un video donde se ve al susodicho individuo robando unos cigarros en el estanco, qué escándalo…!!!, y por lo tanto, se trata de un delincuente muy peligroso, un terrorista desalmado, que no podíamos dejar escapar, no fuera a ser que el siguiente paso fuera un atentado Islámico…  Aunque ante tales denuncias criminales, decían los corresponsales que el chico no tenía antecedentes penales, y en definitiva, el policía no sabía nada de que este fuera sospechoso de robo, pero como había tongo y por si acaso, no dejaron que se investigara el cuerpo del muchacho, ni siquiera que el policía fuese interrogado, ni que se revisara el coche de donde salieron los primeros disparos, ni si ciertamente había robado, fumado, o si, simplemente iba de paso y pasó por el lugar equivocado…

Pero esto pasa en Yanquilandia, dicen los entendidos de la ultraderecha que se trata de la  Democracia perfecta…  Imagínense como son las imperfectas…!!!  Después me cuentas…

…Y dice la leyenda y las malas lenguas que en la ciudad de Ferguson, un sesenta y pico o setenta por ciento son negros, entre pobres, trabajadores, indigentes y pandilleros, porque los políticos, los empresarios, los policías y los banqueros son más blancos que un queso manchego, que tiene un tono amarillento…   Claro, porque es la típica ciudad que para las cosas importantes de la sociedad, como aquello de ir a votar, no se lleva, o se lleva pero de aquella callada manera, o sea tienen a la gente despistada y engañada buscando faena…  Y mira tú si están ocupados que la participación en las últimas elecciones rondó 12% de los electores, que ya me dirás que democracia es esta de los cojones…   Pero es que Fergi no deja de ser un suburbio de St. Louis y eso quiere decir que no hay sentimiento de pertenencia de allí, ni participación en actividades públicas ni al parchís, y mucho menos asociaciones que defiendan sus intereses, y por eso viven de los ingresos de las multas que les meten a los negros delincuentes, por aparcar su coche en frente de un vado permanente, y que si no las pagan, los amenazan con meterlos en la cárcel, aunque se trata de cantidades que no pueden pagar ni de coña…

Pero no te pierdas las reprimendas, porque la poli tiene armas y uniformes militares para la represión en las calles, que viéndolos desplegados parece que están en una zona de guerra, que mentes más perversas…!!!     Porque resulta que el Pentágono, se ha dedicado desde los 90 a traspasar a las fuerzas de la Policía el material militar que le sobraba de las batallitas, para que lo utilizaran en operaciones antidroga a las puertas de un colegio de secundaria, en las canchas de básquet donde se juntan los negros a hacer unos mates, o en las puertas de los estancos y supermercados por si algún negro se asoma al escaparate y se le ocurre el disparate de intentar robar unos cigarrillos de chocolate…

Ah, y para asegurarse que aciertan a la primera también los entrenan en cómo utilizar las metralletas, y por eso Wilson no se lo pensó ni cinco, el tío en su delirio se pensó que estaba en Irak, cazando yihadistas sirios o exterminando chinos mandarinos…

En definitiva, fuerzas de ocupación con todo su comportamiento
enfermo y obsceno, y como siempre pasa en estos sitios, los pueblerinos pobres son el enemigo, y si son negros, árabes o chinos con más atino, porque para eso les regalan los juguetitos de fuego del ejército, para darle uso no vaya a ser se oxiden y se queden obsoletos.

Pero los negros de Ferguson salieron a la calle y armaron tremendo follón, perturbación y revolución, que con tanta gresca era una guerra en toda regla, y como siempre pasa en estos casos, unos cargados de armas hasta los tajos y otros, desarmados y desamparados, sin justicia ni legitimidad que les devuelva a su hermano asesinado por los polis blancos.

Descansa en Paz Michael Brown, que este injusto mundo cruel pagará por él…  Y a tu asesino, la vida le devolverá de su misma medicina…

 Si crees que la Policía asesina, “Haz tu rima y opina…”

by Pepone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>